~ Nous acords entre empreses i administració aconseguits gràcies a la pressió social

Comunicat – L’Aliança contra la pobresa energètica engega una campanya sobre els nous acords entre empreses i administració aconseguits gràcies a la pressió social

La plataforma d’entitats socials, veïnals i ecologistes es mobilitza davant  la política indiscriminada de talls de subministraments i la manca d’informació pública de les multinacionals de l’aigua i l’energia i de les administracions 

L’Aliança es mostra crítica amb els protocols signats per empreses i administracions ja que suposen una flagrant transferència de recursos públics  i  no generen solucions efectives a la vulneració sistemàtica dels drets humans

Continua llegint ~ Nous acords entre empreses i administració aconseguits gràcies a la pressió social

Anuncis

~ Primera manifestació de la Marea Blanca

La primera manifestació de la Marea Blanca és un clam per aturar el consorci sanitari
Més de mig miler de persones es manifesten a Lleida en la primera mobilització per exigir a la Generalitat que retiri immediatament el projecte de “nou ens de gestió” dels hospitals i CAPs de Ponent i Pirineus.

~ Aquesta tarda manifestació per una Sanitat 100% pública, aturem el consorci

Aquesta tarda del 26 d’Abril del 2014, a les 18 hores ja era plena la plaça Ricard Vinyes i poc després, havent recollit un bon grapat de firmes, ha iniciat el recorregut la manifestació per una Sanitat 100 % Pública, aturem el consorci, el ens o el que li vulguin dir.

Continua llegint ~ Aquesta tarda manifestació per una Sanitat 100% pública, aturem el consorci

~ Avui, DIMARTS 22 a les 12.00h CONCENTRACIÓ a la Plaça Paeria

DIMARTS 22 a les 12.00h CONCENTRACIÓ en SUPORT a

Abdel en VAGA de FAM des del 12 de març

Plaça Paeria

Abdelhafid, Salmi pres a la presó de ponent ha superat la meitat de la condemna,  segueix en segon grau, sense cap programa de tractament individualitzat. Ha assistit al programa DEVI, curs que li permetria gaudir de permisos, però l’han suspès amb criteris subjectius. Des de finals de l’any 2011, Abdel considera que li estan posant traves en tot el que fa, creu que és arrel de que va denunciar un educador i que per aquest motiu l’hi tenen jugada.

Continua llegint ~ Avui, DIMARTS 22 a les 12.00h CONCENTRACIÓ a la Plaça Paeria

~ Molta atenció: Tractat de lliure comerç entre EUA i UE

Tractat de lliure comerç entre EUA i UE

Tractat de lliure comerç entre EUA i UE

És extraordinària la poca atenció que està tenint a Espanya la preparació del Tractat de Lliure Comerç entre els EUA i la Unió Europea, i això malgrat que l’aplicació d’aquest tractat tindrà un impacte molt negatiu en el benestar i qualitat de vida de les classes populars dels països de la Unió Europea.

Continua llegint ~ Molta atenció: Tractat de lliure comerç entre EUA i UE

~ Imforme de l’estafa del mercat de Cappont

20140412_estafa mercat Cappont
Mercat Municipal de Cappont: 
On és l’equipament social promès a canvi d’entregar un espai públic a una empresa privada?
Avui hem fet públic l’informe que des de l’Assemblea d’Indignats de Cappont hem estat elaborant desprès de recopilar informació sobre la remodelació i concessió del Mercat Municipal de Cappont. El document denuncia que aquest procés ha estat una estafa per al veïns i veïnes del barri.

~ RECOLLIDA DE SIGNATURES CONTRA EL CONSORCI SANITARI

4ª concentració a Ricard Vinyes
4ª concentració a Ricard Vinyes
Iniciem una recollida de signatures contra el consorci sanitari
Mentre comença a estendre’s la convocatòria de la manifestació del 26A
Després de la quarta concentració consecutiva davant del Departament de Salut, l’assemblea d’usuaris i treballadors de la sanitat pública ha decidit:
1. Inici de la campanya de recollida massiva de signatures en contra del consorci sanitari.
Per fer visible que som majoria els que volem mantenir una sanitat 100% pública en el marc de l’ICS, comencem una recollida de signatures per demanar la paralització del projecte de nou ens sanitari.
Descarrega’t el full de signatures i anima a signar als teus companys de feina, família, etc.! El començaràs a trobar des d’avui als centres sanitaris de Ponent.
2. Ja tenim cartell de la manifestació del 26 d’abril
Fem-lo arribar a tots els racons de Ponent! Descarrega’t el cartell i altres materials aquí.
Convida les teves amistats a l’esdeveniment al Facebook.
Manifestació26M_Sanitat100%pública
 
3. La manifestació del 26 d’abril emplaçarà directament a CiU i ERC
La manifestació que tindrà lloc el dia 26 d’abril  començarà a les 18h a la plaça Ricard Vinyes, passant per, la seu d’ERC i finalitzant a la seu de CiU.
4. Pirineus i Ponent es mobilitzen
Acordem donar suport a les concentracions que els treballadors dels CAPs i dels hospitals estan convocant pel divendres 11 d’abril contra el Consorci. Participem-hi també els usuaris!
Durant 10 minuts es faran concentracions a:
Hospital Santa Maria a les 10:30.
CAPs a les 10:30 i a les 18:00.
Hospital Universitari Arnau de Vilanova a les 10:00.
4. Aquest divendres 11 xerrada “El consorci sanitari: una passa més cap a la privatització”.
T’animem assistir a una d’una de les primeres xerrada per conèixer com volen privatitzar la sanitat de #Lleida si no aturem el consorci. Serà a les 19h a la Facultat de Medicina (al costat del Santa Maria).
Perquè el país que volem no serà lliure amb uns drets socials subjectes al lucre privat! L’organitzem conjuntament amb la campanya Independència per canviar-ho tot.
20140411_xerrada a Sta.Maria
5. Que ens sentin més cada dimecres! 
Convoquem una nova concentració i assemblea contra el projecte de Consorci dimecres 16 d’abril a les 17h a Ricard Vinyes. T’animem a portar estris per fer soroll (cassoles, xiulets…)!
El grup de treball de la manifestació del 26A es tornarà a reunir a les 16h a la plaça. Participa-hi!
Durant la setmana, seguim penjant llençols en defensa de la pública!

I a més….
Pifarre i Capdevila de boloss
El director de Salut i el Gerent de l’Institut Català de la Salut a Lleida intensifiquen la seva gira per lloar el nous ens sanitari. Cada dia ens arriben notícies de reunions convocades amb entitats i treballadors i ens expliquen que en elles (i en converses amb periodistes) neguen reiteradament que el nou ens vulgui privatitzar la sanitat pública i que serà públic. Però seguirem insistint que públic vol dir PÚBLIC (en gestió i finançament), en el marc de l’ICS i també significa revertir el procés d’entrada de capital privat a la sanitat pública.
Estan nerviosos, els hi va el seu model sanitari del futur. No podem aturar la pressió! Cada dimecres a Ricard Vinyes i el 26A tothom al carrer!
 

Assemblea d’Usuaris i Treballadors en defensa de la Sanitat Pública
Segueix-nos a la pàgina del Facebook i al Twitter on trobaràs notícies relacionades amb la sanitat a Ponent. 
 

~ La lluita per l’OR BLAU

La lucha por el oro azul

La lucha por el oro azul
Urbanización Ruimar, en el Delta del Ebro. PEDRO ARMESTRE / GREENPEACE
10 de abril de 2014
10:34

Este artículo está incluido en el informe especial sobre El negocio del agua’ número 15 de la revista en papel de La Marea, que puedes comprar aquí

Dejaríamos un fármaco indispensable para la vida de todos los seres humanos en manos de empresas privadas? Eso es precisamente lo que está ocurriendo, pero no con un fár­maco, sino con algo mucho más importante: el agua. Controlar el agua supone controlar las volunta­des de los seres humanos. Por el agua pasa todo: la ali­mentación, la energía, la industria… Las grandes corpo­raciones saben que quien sea dueño del grifo será dueño de todo lo demás. La sociedad civil está reaccionando y cada vez surgen más voces reclamando que el acceso al agua potable sea considerado un derecho humano. “El agua ha sido un recurso público, bajo dominio público, durante más de 2.000 años. Cedérselo a entidades pri­vadas es peligroso y moralmente equivocado”, señaló en 2011 a la revista Newsweek el abogado especializa­do en agua James Olson. España, Grecia e Italia, tres de los países europeos más afectados por la crisis finan­ciera y debilitados por las llamadas ‘políticas de auste­ridad’, se han convertido en un nuevo campo de batalla en esta guerra global por el control del agua, una guerra en la que se mezclan los intereses de grandes grupos de presión, constructoras, bancos, eléctricas e industria agroalimentaria, ávidos por obtener liquidez inmediata y, también, por tomar posiciones de cara a un mercado clave para el futuro inmediato.

Pero para hacerse una idea de la magnitud de lo que está en juego cuando los vecinos de un pueblo como el Puerto de Santa María (Cádiz) o Alcázar de San Juan (Ciudad Real) se movilizan contra la privatización de la gestión del agua, hay que dar un paso atrás y ver la foto desde la distancia. Hoy, casi 800 millones de personas carecen de acceso a agua potable en el mundo. La po­blación mundial en 2050 pasará de los más de 7.000 mi­llones de la actualidad a 9.000 millones y, según el últi­mo Informe sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo, publicado por Naciones Unidas en 2009, ese rápido incremento ha causado que las extracciones de agua se hayan triplicado en los últimos 50 años. Las estimaciones hablan de que para 2050 serán 2.000 mi­llones de personas las que no tengan acceso a agua po­table, mientras la demanda de alimentos se disparará un 70%. A esto hay que añadir las consecuencias del ca­lentamiento global provocado por la actividad humana: las predicciones hablan de que las zonas con escasez de agua (en la jerga, estrés hídrico) se incrementarán en el centro y sur de Europa y que el número de habitantes afectados en esta zona pasará de 28 a 44 millones ha­cia el año 2070.

El agua, además, es pieza clave en la geopolítica mun­dial. Existen 276 ríos transfronterizos en el mundo. En 2009 el Ministerio de Defensa de Canadá publicó el in­forme El futuro de la seguridad medioambiental 2008- 2030 en el que advertía que, si bien la lucha por recur­sos tales como agua y alimentos “no parece que vaya a causar conflictos entre Estados”, sí pueden estallar “disputas internas o interregionales entre personas que traten de asegurarse estos recursos para su supervi­vencia”. En África, el fenómeno conocido como hidroco­lonialismo está a la orden del día. “La presión sobre los países es enorme, y tres de los principales territorios de la cuenca del Nilo (Etiopía, Sudán y Sudán del Sur) ya han cedido vastas extensiones de tierra. En Sudán y Sudán del Sur se han entregado 4,9 millones de hec­táreas (una superficie superior a la de los Países Bajos) desde 2006 a firmas extranjeras. En Gam­bela (Etiopia), en la frontera con Sudán del Sur, multi­nacionales como Karuturi Global (India) o Saudi Star (Arabia Saudí), capitaneadas por los multimillonarios Ramakrisha Karuturi y Sheikh Al-Amoudi, están cons­truyendo canales de riego para extraer agua del Nilo desde Etiopía”, publicaba en El País el periodista Miguel Ángel García Vega en diciembre de 2012.

“Se puede hablar con absoluta propiedad de la exis­tencia, a veces larvada, de una guerra del agua tanto en­tre naciones como entre grupos sociales antagónicos con intereses contrapuestos. Se establece de hecho una pugna entre quienes piensan que el agua debe ser con­siderada un bien comercializable (como el trigo, la soja, el café o la carne) y quienes sostienen que se trata de un bien social relacionado con el derecho a la vida”, apunta José Antonio Segrelles Serrano, catedrático de Geogra­fía Humana de la Universidad de Alicante, en su estudio Geopolítica actual del agua en el mundo.

Los nuevos dueños del agua

Mientras que en 2000 el 5% de la población mundial recibía en alguna medida el servicio de agua a través de empresas privadas, esa proporción se ha elevado al 14% en 2011, hasta los 962 millones de personas. El por­centaje llega al 27% si hablamos de población urbana (los cálculos de Naciones Unidas estiman que en 2030 el 60% de la población mundial vivirá en ciudades). Sólo en 2011, 53 millo­nes de personas han pasado a de­pender de empresas privadas para el consumo cotidiano de agua, se­gún datos del último Libro del Agua de Pinsents Masons (Pinsents Masons Water Book 2012-2013).

Esta tendencia se ha visto ace­lerada en los países emergentes por las políticas del Banco Mun­dial. Esta organización dependien­te de Naciones Unidas ofrece líneas de crédito a países en desarrollo a cambio de que privaticen total o parcialmente la gestión del agua. En su informe de 2003 Los barones del agua, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en sus siglas inglesas) analizó 276 préstamos ofre­cidos entre 1990 y 2002 por el Banco Mundial y etique­tados como ‘suministro de agua’. Al menos 84 de esos préstamos estaban condicionados a la privatización. “Las compañías han trabajado junto al Banco Mundial y otras entidades financieras internacionales para ganar terreno en todos los continentes. Ejercen una presión agresiva para lograr un marco legal y unas condiciones de mercado que fuerce a las ciudades a privatizar su agua”, apuntan desde el ICIJ.

La privatización supone en muchos casos un aumen­to de las tarifas que pagan los ciudadanos por el agua. El caso quizá más célebre se dio en el año 2000 en la ciu­dad boliviana de Cochabamba. La

La privatización auspi­ciada por el Banco Mundial, de la mano de un consorcio de empresas (entre otras la estadounidense Bechtel y la española Abengoa) fue frenada por las protestas ciuda­danas, algo que ya empieza a ser frecuente en España.

Los dos gigantes empresariales en la privatización del agua, que operan en decenas de países (entre ellos España) a través de filiales, son franceses. Se trata de Suez Environnement (que sirve a más de 117 millones de personas) y Veolia Environnement (con más de 131 mi­llones de clientes). Entre las 15 grandes compañías mun­diales, se cuela una española, Fomento de Construccio­nes y Contratas (FCC), propiedad de Esther Koplowitz. A través de su filial Aqualia, FCC sirve a 28,3 millones de personas en todo el mundo.

España en el punto de mira

A diferencia de otros países, en España el agua (las aguas continentales, superficiales y subterráneas) son de dominio público, es decir, propiedad de todos. Así lo establece la Ley de Aguas, de 1985. La clave está en la gestión de ese recurso. El Gobierno del PP acaba de mo­dificar esa Ley de Aguas mediante disposiciones adicio­nales a la Ley de Evaluación Ambiental. “Se han relajado y acortado todos los plazos para realizar declaraciones de impacto ambiental con la intención de facilitar pro­yectos de todo tipo a empresas de todo tipo”, indica Julio Barea, responsable de la campaña de agua de Greenpea­ce y miembro del Consejo Nacional del Agua.

El endeudamiento y la falta de liquidez de los ayun­tamientos que causó el estallido de la burbuja inmobi­liaria y la quiebra del sistema de cajas de ahorros ha ori­ginado que la privatización de la gestión del agua haya pasado a ser vista como una fuente de ingresos para las arcas públicas. El agua se suma a las presiones privati­zadoras en la Sanidad, la Educación, etcétera: las joyas de la corona del Estado de bienestar. “El dinero del res­cate a los bancos se va a pagar con el agua de Grecia, Ita­lia y España”, señala Pilar Esquinas, abogada especializada en aguas que asesora a 12 comunidades de regan­tes y a vecinos de 23 pueblos. Los municipios están usando sus em­presas de agua para financiar la deuda que arrastran, en muchos ca­sos repercutiendo en la factura que pasan a los ciudadanos costes que no son reales, sólo para obtener li­quidez. “No nos parece ético que el dinero obtenido por dar un ser­vicio esencial, como es el agua de beber, se use para pagar los fuegos

La privatización auspi­ciada por el Banco Mundial, de la mano de un consorcio de empresas (entre otras la estadounidense Bechtel y la española Abengoa) fue frenada por las protestas ciuda­danas, algo que ya empieza a ser frecuente en España.

Los dos gigantes empresariales en la privatización del agua, que operan en decenas de países (entre ellos España) a través de filiales, son franceses. Se trata de Suez Environnement (que sirve a más de 117 millones de personas) y Veolia Environnement (con más de 131 mi­llones de clientes). Entre las 15 grandes compañías mun­diales, se cuela una española, Fomento de Construccio­nes y Contratas (FCC), propiedad de Esther Koplowitz. A través de su filial Aqualia, FCC sirve a 28,3 millones de personas en todo el mundo.

ESPAÑA EN EL PUNTO DE MIRA

A diferencia de otros países, en España el agua (las aguas continentales, superficiales y subterráneas) son de dominio público, es decir, propiedad de todos. Así lo establece la Ley de Aguas, de 1985. La clave está en la gestión de ese recurso. El Gobierno del PP acaba de mo­dificar esa Ley de Aguas mediante disposiciones adicio­nales a la Ley de Evaluación Ambiental. “Se han relajado y acortado todos los plazos para realizar declaraciones de impacto ambiental con la intención de facilitar pro­yectos de todo tipo a empresas de todo tipo”, indica Julio Barea, responsable de la campaña de agua de Greenpea­ce y miembro del Consejo Nacional del Agua.

El endeudamiento y la falta de liquidez de los ayun­tamientos que causó el estallido de la burbuja inmobi­liaria y la quiebra del sistema de cajas de ahorros ha ori­ginado que la privatización de la gestión del agua haya pasado a ser vista como una fuente de ingresos para las arcas públicas. El agua se suma a las presiones privati­zadoras en la Sanidad, la Educación, etcétera: las joyas de la corona del Estado de bienestar. “El dinero del res­cate a los bancos se va a pagar con el agua de Grecia, Ita­lia y España”, señala Pilar Esquinas, abogada especializada en aguas que asesora a 12 comunidades de regan­tes y a vecinos de 23 pueblos. Los municipios están usando sus em­presas de agua para financiar la deuda que arrastran, en muchos ca­sos repercutiendo en la factura que pasan a los ciudadanos costes que no son reales, sólo para obtener li­quidez. “No nos parece ético que el dinero obtenido por dar un ser­vicio esencial, como es el agua de beber, se use para pagar los fuegos artificiales del pueblo o un audito­rio… Un bien de primera necesidad como es el agua no puede utilizarse como una fuente de recaudación de impuestos”, afirma Santiago Mar­tín Barajas, responsable de agua de Ecologistas en Acción.

Cerca del 50% de la gestión del agua en España está en manos pri­vadas, ese porcentaje llegará al 69% en 2025, según estimaciones del Li­bro del Agua de Pinsents Masons. La privatización avanza pese a que las dudas sobre la eficiencia de la ges­tión privada son bastante concluyentes. El caso de An­dalucía es notorio: “Desde finales de los 80 muchos mu­nicipios andaluces han optado por la privatización de la gestión del servicio de aguas. Una de las razones ex­puestas por la literatura para explicar la decisión es que el gestor privado es más eficiente que el público. (…) Contrariamente a las tesis que mantienen que la gestión privada es más eficiente que la pública, los resultados muestran que la empresa pública es más eficiente que la privada”. Estas son las conclusiones del estudio La ges­tión del servicio de abastecimiento de agua en las ciuda­des: ¿empresa pública o privada?, realizado por investi­gadores de la Universidad Granada y publicado en 2009.

Al igual que ocurrió con la Sanidad, otro argumen­to para justificar la privatización pasa por la ‘austeri­dad’. Pedro Arrojo, Profesor Titular del Departamento de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza, utiliza un símil inmobiliario para explicar así la situa­ción en un vídeo publicado por la asociación Attac: “Nos van a comprar nuestra propia casa con el dinero público que está cediendo el Banco Central Europeo (ese billón de euros al 1% y a tres años) para la banca privada, que es la que en última instancia actúa a través de Agbar y de las grandes multinacionales del agua. De manera que nos compran nuestra casa con nuestro propio dine­ro y encima nos cobran un 5% o un 6% de beneficio por la transacción. Es un escándalo que se esté empleando dinero público europeo en privatizar las instituciones públicas de gestión del agua”.

Un ‘holding’ mixto

La mayor parte del pastel en España se lo lleva precisa­mente Agbar (Aguas de Barcelona), que actúa a través de numerosas filiales, Hidraqua, Aquagest, Aquadom… y también con el nombre comercial de Aqualogy. Agbar es un holding que pertenece en un 75% a la francesa Suez Environnement y en un 24% a La Caixa. Ofrece servicio a más de 1.200 ayuntamientos y 12,6 millones de perso­nas. “El 50% del agua que circula por España está bajo un régimen de gestión privada. Y de este 50%, el 51% es de Aguas de Barcelona. Lo gestiona Aguas de Barcelona. El agua es un derecho público y el agua es pública. Lo que hace Aguas de Barcelona es distribuirla y tratarla para que llegue en cantidad y calidad suficiente”, señaló en febrero el presidente de Agbar, Ángel Simón, en el pro­grama El Matí de Catalunya Radio. En 2012 Agbar factu­ró más de 1.900 millones de euros.

A través de la marca comercial Aqualia, FCC opera en 800 municipios españoles y da servicio a 13 millones de personas. La compañía de Esther Koplowitz también cuenta entre sus accionistas con una caja de ahorros (Caja España Duero, con el 2,4%) y el rescatado Royal Bank of Scotland (con un 3,4%). En 2013 facturó más de 6.700 millones de euros, pero su deuda financiera roza los 6.000 millones de euros. En ene­ro, Aqualia cortó el agua a 200 fa­milias de Jerez que no podían hacer frente a las tarifas. “No creo que de­jando sin agua a 200 familias, la em­presa vaya a estabilizar sus cuentas de resultados”, dijo entonces el vice­presidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas (IU).

La tercera gran compañía espa­ñola que opera en España es Accio­na, formada a partir de la construc­tora Entrecanales, da servicio a 180 poblaciones y 7,5 millones de habi­tantes. En 2012 su cifra de ventas alcanzó los 506 mi­llones de euros. Acciona es precisamente la compañía que ha encargado a la consultora PriceWaterhouseCoo­pers (PwC) un informe que justifique la necesidad de “una reforma profunda del actual modelo de gestión del agua en España”. En el documento se defiende el “nue­vo modelo de colaboración pública-privada” y se exige el desarrollo de “un marco regulatorio estable y predeci­ble que atraiga inversión de operadores especializados”. PwC asegura que si se aplicaran sus recomendaciones se generaría un incremento de las inversiones de 15.700 millones de euros, con un impacto en el PIB de 12.600 millones, la creación de 23.700 nuevos empleos (no es­pecifica en qué condiciones laborales) y un incremento de la recaudación tributaria de 6.900 millones de euros.

Desde Ecologistas en Acción lo ven de otra mane­ra: “No hace falta una nueva legislación en materia de aguas en España. Lo que han hecho con la Ley de Eva­luación Ambiental es una chapuza antidemocrática to­tal y lo han hecho para evitarse la discusión del tema. La gran asignatura pendiente en España son las depurado­ras, mejorar la eficiencia de la red (que no haya fugas) y, sobre todo el establecimiento de los caudales ecológicos de todos los ríos”. Julio Barea, de Greenpeace, apostilla: “España tiene más de 1.200 grandes presas. Todos los ríos compartimentados, machacados, si no muertos. Y, a pesar de eso, cuando tenemos un estornudo de sequía estamos todos temblando”.

Agbar, FCC y Acciona son las compañías que han co­laborado en el gran evento celebrado en Madrid con mo­tivo del Día Mundial del Agua, el 22 de marzo. El acto lo organizaba una de las joyas, todavía pública, más codi­ciadas por estas empresas: el Canal de Isabel II (CYII). La Comunidad de Madrid, presidida por Ignacio González (PP), busca privatizar el Canal pese a que en 2013 obtuvo unos beneficios de casi 200 millones de euros y pese a la resistencia que oponen organizaciones sociales y ciu­dadanas agrupadas en torno a la Plataforma contra la privatización del CYII.

Controlar la tierra para controlar el agua

Hacerse con el control del suministro en ciudades es apetecible porque si al usuario no le gusta el servicio, no puede cambiar de compañía. Pero el grueso del pro­blema del agua en España no está en las ciudades (el consumo urbano es el 15% del total), sino en el campo, que consume cerca del 80% del agua. “Hay un sobre­consumo insostenible. De las 3,6 millones de hectáreas de regadío que hay en España deberíamos quedarnos en 3 millones. Se cubriría la demanda presente y futu­ra y quedaría producción para la exportación”, indican desde Ecologistas en Acción. En 2005, WWF ya denun­ció que sólo cuatro cultivos de regadío (maíz, algodón, arroz y alfalfa) usan casi 1.000 hectómetros cúbicos al año para producir excedentes: “Su consumo equivale a una cantidad de agua que podría abastecer a 16 mi­llones de habitantes en un año. En los cultivos del fre­són y tomate, se producen retiradas del producto para mantener los precios del mercado, tirándose miles de toneladas”.

La abogada Pilar Esquinas asegura que, con la excusa del plan para modernización de regadíos, grandes em­presas en sintonía con comunidades de regantes frau­dulentas están acaparando tierras con la intención de controlar el agua: “Las grandes constructoras que aho­ra mismo no pueden construir carreteras ni grandes infraestructuras, supuestamente modernizan los rega­díos con unos presupuestos llenos de trampas. Son cré­ditos sobredimensionados y son las tierras las que se ponen como garantía de pago. Los agricultores las aca­barán perdiendo. Cuando un pueblo entra en la cartera de FCC, de Agbar o de Acciona, pasa a ser un cheque de cambio en un futuro gran mercado de derechos de agua, a nivel mundial. Por eso China está comprando en Ar­gentina la soja, aunque en realidad está comprando los derechos del agua. Se va a poder especular con el agua igual que con el gas y la luz”.

Para poder mover el agua y llevarla allá donde la re­clame el cliente, hacen falta grandes canalizaciones. La Ley de Evaluación Ambiental consagra la ‘conexión intercuencas’, aunque desde el Ministerio de Agricul­tura niegan que haya obras previstas: “Establece nor­mas en relación a los desembalses que se aplicarán con carácter general a las transferencias ya existen­tes. Pero en ningún caso prevé la construcción de nin­guna infraestructura”. Los ecologistas denuncian que la nueva norma contempla trasvases “automáticos” y elimina la capacidad de decisión de administraciones locales y regionales. Por eso el Parlamento de Aragón ha recurrido la ley ante el Constitucional. El Ministerio no ceja y ya ha anunciado un nuevo Plan Hidrológico Nacional y reformas de la Ley de Aguas. De momento, no hay dinero para esas grandes obras que serían rea­lizadas y explotadas por la iniciativa privada, pero – como bien saben los agricultores– todo es cuestión de ir preparando el terreno.

“Esa idea-fuerza de «los de abajo, el 99%» resulta muy inspiradora para la unidad y la fraternidad, y muy estimulante para la confrontación con «los de arriba, el 1%». ¿Pero tiene base científica? ¡Pues resulta que sí!”

~ L’Assemblea del Comú de Lleida s’integra a l’OCM i a l’ADSP

L’Assemblea del Comú de Lleida aprova vincular-se a diferents iniciatives per la participació i la transparència

S’integra a l’Observatori Ciutadà Municipal de Lleida per impulsar una auditoria ciutadana dels comptes municipals que pugui decidir, entre altres, quin deute vol pagar la ciutat. Les diferents persones i entitats participants també ratifiquen l’adhesió a l’Assemblea en defensa dels Serveis Públics de Lleida, així com la participació en el Multireferèndum que preguntarà a Lleida si volem un servei d’aigua privatitzat.

La sala Nausica de l’Ateneu Popular de Ponent ha acollit la segona Assemblea General del Comú de Lleida que celebrem durant aquest 2014, amb una nodrida representació d’entitats, col·lectius i formacions polítiques. L’assemblea ha abordat l’Informe de la tasca feta a través del treball de les diferents comissions (comunicació, contactes, accions i continguts) i ha presentat les línies generals de la proposta de campanya.

Assemblea-Comu-6-abril-1

L’Observatori Ciutadà Municipal (OCM) vol ser una eina per donar llum i transparència als pressupostos de la ciutat, “una auditoria ciutadana dels comptes municipals que pugui decidir, entre altres coses, quin deute vol pagar la ciutat. Un organisme públic, obert, descentralitzat i constant”, ha explicat l’Aleix Porta de l’Auditoria Ciutadana pel Deute, entitat impulsora dels OCM. Ja hi ha experiències en ciutats com Badalona, Terrassa, Sabadell, Blanes,… i vol promoure el dret a la participació i a la informació a través del coneixement col·lectiu, unint diferents experiències. Els OCM, com el que s’està forjant a Lleida, lluiten contra la corrupció, el malbaratament i la passivitat que hi pugui haver als governs municipals, alhora que enxarxa la ciutadania. L’Assemblea ha ratificat l’adhesió del Comú a l’OCM de Lleida (a twitter @OCMLleida).

una auditoria ciutadana dels comptes municipals que pugui decidir, entre altres coses, quin deute vol pagar la ciutat. Un organisme públic, obert, descentralitzat i constant.

L’assemblea també ha ratificat l’adhesió del Comú a l’Assemblea en defensa dels Serveis Públics així com la participació activa del Comú coordinant dues taules en el Multireferèndum del 25 de maig, on es preguntarà a les lleidatanes i lleidatans si prefereixen que el servei d’aigua a la ciutat segueixi privatitzat o no. “L’auditoria en defensa dels serveis públics ha evidenciat la capacitat de la ciutadania per fer tasca conjunta en defensa dels serveis públics, i, en aquest sentit, la remunicipalització que hi ha hagut a Alfés és un altre exemple clar” ha valorat un dels assistents.

L’auditoria en defensa dels serveis públics ha evidenciat la capacitat de la ciutadania per fer tasca conjunta en defensa dels serveis públics, i, en aquest sentit, la remunicipalització que hi ha hagut a Alfés és un altre exemple clar.

El Multireferèndum impulsat a tot Catalunya inclou 4 preguntes generals sobre diferents temàtiques, i a Lleida s’hi afegirà una cinquena pregunta específica sobre com volem que estigui gestionat l’abastiment d’aigua a la nostra ciutat. Hi podran participar per via electrònica o presencial tots els majors de 16 anys residents a Lleida. “La meta d’aconseguir milions de vots en el Multireferèndum és molt ambiciosa. Caldran moltes mans per fer-ho” s’ha recordat.

La meta d’aconseguir milions de vots en el Multireferèndum és molt ambiciosa. Caldran moltes mans per fer-ho.

Maria José Fumanal, del Procés Constituent Segrià, ha expressat el suport a la tasca de suma endegada pel Comú de Lleida. En un any de treball el Procés Constituent supera els 47.000 adherits. “Com el Comú, volem anar de baix cap a dalt per reaccionar davant el que està passant. Tenim la mateixa filosofia” han expressat membre del El Procés Constituent Segrià, una organització que està treballant en establir, de manera formal, quina serà la línia de col·laboració amb el Comú de Lleida.

Com el Comú, volem anar de baix cap a dalt per reaccionar davant el que està passant. Tenim la mateixa filosofia

Per a més informació podeu contactar amb els portaveus del comúdeLleida

  • ALFRED SESMA – 667 34 23 24
  • SERGI TALAMONTE – 619 64 13 65
  • JORDI CIPRIANO- 600 34 88 00
Twitter8Facebook2Google+0Email

twitter

~ Xerrada: El consorci sanitari, una passa més cap a la privatització

El consorci sanitari, una passa més cap a la privatització
Xerrada per conèixer la nova estratègia de privatització de la sanitat pública de Lleida
La campanya Independència per Canviar-ho Tot i la Marea Blanca de Lleida et conviden a la xerrada “El consorci sanitari. Una passa més cap a la privatització”, per tal de conèixer de que es tracta aquesta nova ofensiva privatitzadora que pretén posar les bases d’un procés de desballestament de l’Institut Català de la Salut, com a pas previ per introduir capital privat i posteriorment privatitzar-lo totalment; també veurem de quines formes podem fer front al consorci sanitari i lluitar per una sanitat pública.
L’acte tindrà lloc el proper divendres 11 d’abril a les 19.00 a l’aula 0.5 de la Facultat de Medicina. Hi intervindran Helena Motos, membre de la Marea Blanca, i David Vidal, cas Innova i membre de la CUP de Reus.
El país que volem no serà lliure amb uns drets socials subjectes al lucre privat!
Divendres 11 d’abril a les 19:00h a l’aula 0.05 de la Facultat de Medicina (Hospital Santa Maria)